BLOG
Futuro Educativo

Temas

Megastudy: ¿Las estrellas educativas millonarias de Corea del Sur podrán con el Estado?

La era de los videos educativos ha llegado. Nuevos rostros se han transformado en una forma inédita de estrellato educativo. Salman Khan es el representante más conocido a nivel mundial. Su Academia tiene 2,2 millones de suscriptores. Aquí hemos contado los casos más cercanos de Julio Ríos, el profesor colombiano, con casi 500 mil suscriptores y casi 100 millones de visitas de sus videos, y de Descomplica, el portal que busca a grandes profesores de Brasil para filmar videos que requieren una suscripción mensual paga.

Descomplica sigue una lógica muy similar a un portal que ha sido un boom impactante en Corea del Sur: Megastudy. Se trata de un portal que comenzó en el año 2000 y se convirtió en la mayor iniciativa de educación virtual del país y una de las más grandes del mundo.

El contexto explica buena parte del éxito: Corea del Sur es un país obsesionado con la educación. La preparación de los exámenes de acceso a la educación universitaria es crucial en la vida de los jóvenes. La inversión privada en educación paralela a la oficial, especialmente en academias y profesores particulares, alcanza el 5% del PBI. Muchas familias se endeudan para pagar las academias más prestigiosas. Los alumnos estudian en promedio 12 horas por día, la mitad de ellas de forma privada.

El fabuloso libro de Seth cuenta la historia de este sistema educativo que tiene Fiebre Educativa y lidera tanto los resultados de las pruebas PISA como las mediciones del malestar educativo, con las consecuencias devastadoras de sacrificio personal que anulan el juego y el ocio de los niños y adolescentes. Diversos videos han mostrado las dos caras de un sistema educativo único en el mundo.

Megastudy nació en la confluencia de ese contexto y de una sociedad altamente tecnologizada. En la frontera de internet, Megastudy creó una plataforma paga de clases y cursos en formato de videos. Para incentivar a los mejores profesores a participar les ofreció un porcentaje de las ganancias que ronda el 23%. Eso creó un mundo nuevo de profesores estrellas, que llegan a ganar más de un millón de dólares por año y tienen cientos de miles de seguidores. Su mayor estrella, Kim Ki-Hoon, gana cuatro millones de dólares por año enseñando inglés.

En Megastudy se pueden tomar cursos por 13 a 120 dólares como “Gramática super-rápida de inglés” o “200 poemas clásicos en 10 días”. En total hay casi tres mil cursos disponibles, aunque siempre destinados a preparar los temas de los exámenes. Tal como contamos con Descomplica: se trata de un pájaro (un portal) que se posa sobre un elefante (el gigantesco sistema de exámenes oficiales de acceso a la educación superior). Los cursos que no están vinculados a los exámenes casi no tienen visitas ni sentido.

Megastudy fue un éxito inmenso. Llegó a tener más de tres millones de alumnos inscriptos. Pero hoy es una compañía en caída libre. Está en venta y no encuentra comprador, al menos en el precio que sus accionistas pretenden. Dos grandes razones explican su crisis.

En primer lugar, los alumnos de Corea del Sur siguen prefiriendo tener profesores físicos antes que virtuales. Pese a su fanatismo por la tecnología, cuando se trata de definir su futuro educativo confían más en personas, tal como contó Michael Horn, especialista en educación virtual. El éxito de Megastudy fue relativo: no logró romper con la idea básica de que era mejor estudiar con un tutor presencial.

En segundo lugar, la competencia fue afianzándose. En ese plano apareció el portal Educational Broadcasting Services (EBS) del Ministerio de Educación. En un esfuerzo por limitar la desigualdad que genera en Corea del Sur el pago privado a academias, el Estado intentó generar mayor equidad social con la oferta gratuita de videos de alta calidad. Esto fue ganando terreno hasta sobrepasar en 2010 la cifra de 3 millones de suscriptores de Megastudy. Desde entonces, EBS se consolidó como una oferta gratuita de alta calidad con videos y tutores virtuales para preparar a los alumnos para los exámenes.

Las lecciones para América Latina son apasionantes. ¿Megastudy/Descomplica es lo que viene? ¿Triunfarán los gigantes educativos virtuales, especialmente en países que tienen exámenes de acceso universitario? ¿O su triunfo será limitado e incluso tendrá una curva de descenso cuando el Estado realmente entre en juego? ¿Podrá lo virtual competir con lo presencial o llegarán nuevos modelos híbridos donde la clave será combinar y no separar ambas esferas?


Graduate XXI & Futuro Educativo
© 2017 - Todos los Derechos Reservados
Conoce al equipo de GXXI

  • Graduate XXI

  • Futuro Educativo

¡Hablan de nosotros!


¡Tweets en vivo!

¿Por qué no cambian las metodologías #educativas? http://rxU4NInvxV http://f4zsWpTZbP

@graduatexxi