BLOG
Futuro Educativo

Temas

El libro de texto del futuro: 10 versiones posibles

El libro de texto es una pieza central, a veces invisible, de los sistemas educativos. Algunos estudios han indicado que sus efectos en los aprendizajes no son igualados por ninguna otra intervención en los países más pobres y América Latina se ha plagado de ellos en los últimos veinte años.

Pero ha llegado la hora de hacerse una pregunta que ronda las cabezas de todas las grandes editoriales: ¿cómo será el libro de texto del futuro? Esta nota intenta adelantar el reloj y relatar 10 versiones posibles que ya están en marcha.

(1) Chegg y Bookrenter: el boom de los libros de texto alquilados

Son la más exitosas plataformas de alquiler de libros de texto físicos y digitales. No es casual su crecimiento: como muestra un estudio de McKinsey, el alquiler de libros de texto es la mayor tendencia en alza en los últimos años y seguirá en esa dirección en el corto plazo. En USA pasó de representar el 10% del mercado de libros de texto en 2012 al 24% en 2014.

 

(2) Inkling y  Kno: los gigantes del software.

Kno comenzó como una tableta diseñada para unificar todos los libros de texto con una plataforma interactiva para los alumnos. Pero pronto comprendió su destino: abandonar el hardware y convertirse en un software que entra en cualquier dispositivo. ¿Qué lleva? Más de 250 mil libros de texto interactivos: tienen videos, modelos 3D, simulaciones, un diario personal (Kno Me) para que los alumnos evalúen su progreso, redes sociales para compartir actividades y otras ayudas para el aprendizaje. Recientemente fue adquirido por Intel.

Inkling es uno de los pesos pesados del mercado de aplicaciones para usar libros de texto digitales. Su desafío es crear algo nuevo, no un PDF de los libros de texto físicos. Sus libros tienen innovaciones similares a las de Kno, con contenidos no lineares, que permiten adaptaciones para usar en diversos órdenes. Los libros se venden enteros o por capítulos, lo cual fragmenta los contenidos a diversos precios. Aquí se puede ver un modelo de prueba.

 

(3) Discovery Education: Libros de texto basados en problemas de la vida real

Uno de los modelos más revolucionarios es el de Discovery Education, que se está convirtiendo en uno de los grandes jugadores del mercado de los nuevos libros de texto, con más de un millón de alumnos en USA. Los Techbooks (libros tecnológicos) son fascinantes: su gran innovación es usar los recursos digitales para generar un revolucionario modelo de aprendizaje basado en la resolución de problemas. Este video es un buen resumen.

(4) CK-12: “flexbooks” por y para docentes

Esta fundación sin fines de lucro se especializa en la curaduría de libros de texto digitales de código abierto, elaborados por docentes y expertos. Son libros gratuitos que se pueden personalizar por parte de los docentes-usuarios (agregando o quitando contenidos multimedia). Tienen más de 100 mil libros de texto alineados con la currícula de cada estado en USA, para facilitar la búsqueda de los profesores. Este video lo cuenta claramente.

 

(5) Wikibooks: los libros de texto colaborativos

Wikilibros es un proyecto de Wikimedia para crear de forma colaborativa libros de texto, tutoriales, manuales de aprendizaje y otros materiales similares. Todavía es una iniciativa que no despegó en volumen, pero ya tiene casi 200 libros en español y miles en diversos idiomas. Al igual que Wikipedia, son libros a código abierto: cualquier usuario, registrado o no, puede modificar el contenido con absoluta responsabilidad, corrigiendo errores, agregando contenidos y mejorando la información disponible.

 

(6) Lightsail: la biblioteca adaptativa.

Lightsail no está basado en libros de texto, pero lo incluimos porque sus usuarios son alumnos. Es una biblioteca adaptativa que se usa en el Ipad y tiene cargados más de 80 mil libros. En base a datos de los alumnos que los leen, puede predecir qué libros van a interesarle a nuevos perfiles de alumnos. El algoritmo predictivo sugiere nuevas lecturas según ritmo y tipo de lecturas anteriores de cada alumno. Como un Netflix de lectura adolescente. Los alumnos hacen evaluaciones mientras progresan en los libros y los resultados son vistos por sus docentes (que pueden apagar la función de evaluación para que los alumnos lean por puro placer). Este video lo resume.

(7) Worldreader: libros digitales para cambiar el mundo

Worldreader es una de las mayores iniciativas mundiales de combate a la pobreza basada en la lectura. En sus inicios en 2010 se centró en la distribución de tabletas de bajo costo con libros de texto y de cultura general gratuitos. Luego creció más hacia la curaduría de libros de autores africanos e indios. Actualmente tiene más de 28 mil libros gratuitos en 43 idiomas para 69 países.

(8) Flatworld: camino a las plataformas adaptativas

Flatworld nació con la promesa de generar la mayor disrupción de la historia de los libros de texto del mercado universitario liberando los contenidos de forma gratuita en 2007. No pudo sostener la promesa y debió comenzar a cobrar por ellos, al resultarse insostenible en 2012. Luego la compañía tomó otro rumbo: creó una plataforma adaptativa que toma el uso de los materiales digitales para personalizar el aprendizaje.

(9) Apple Textbooks: la metamorfosis de la tecnología a la educación

Apple ha entrado fuerte en el mercado educativo en los años recientes con numerosos proyectos centrados en el uso del Ipad. Una de sus mayores iniciativas fue la de los libros de texto digitales. En alianza con las grandes editoriales, Apple creó un inmenso catálogo de libros interactivos, que llamó “la transformación del libro de texto”. El proyecto incluye la aplicación gratuita iBooks Author, que permite crear libros de texto y subirlos a la tienda de Apple con una interfaz muy fácil de aprender a usar.

(10) McGraw-Hill y Pearson: la metamorfosis de la educación a la tecnología

Si empresas de tecnología viajan hacia el mercado educativo, también se puede ver un movimiento inverso: las grandes editoriales hace pocos años reconocieron que el libro de texto estaba “muerto” y salieron a captar el mercado tecnológico. Una fusión de Transformers se vive en el mundo educativo: ya no existen más las grandes editoriales, se han convertido en empresas de tecnología educativa. ¿Cuál es su camino? El más promisorio son los libros de texto adaptativos. En realidad, ya no serán libros de texto, serán plataformas inmersivas gamificadas.

Pearson tiene una alianza clave con Knewton, la mayor empresa de aprendizaje adaptativo del mundo.

McGraw-Hill está cambiando todo su negocio. En apenas un año hizo alianzas estratégicas con: Quantum Simulations, empresa de inteligencia artificial; Kno, software para libros de texto digitales; compró Deltak.edu, una plataforma de programas online universitarios; se unió a TED para crear materiales de enseñanza con sus charlas inspiradoras, Panopto, plataforma de videos educativos, Sapling Learning, software de deberes para el hogar interactivos, y Educational Benchmarking, empresa especializada en la retención de alumnos.

En medio de esta gran transformación, lanzó una plataforma propia de aprendizaje adaptativo, LearnSmart, otra de clases online, Connect, una herramienta que permite crear libros de texto personalizados a los profesores, Create, y un servicio que administra exámenes en línea, Tegrity Remote Proctoring.

La transformación está recién comenzando. Lo que llamamos libro de texto en pocos años va a ser algo totalmente distinto, como lo es hoy el “teléfono” frente a lo que era hace 15 años.

La metamorfosis de los libros de texto no termina en libros digitales ni siquiera en experimentos revolucionarios como los de IDEO. Termina con la eliminación de la idea misma del libro de texto, reemplazada por una currícula digital integral, inmersiva, social, gamificada y adaptativa. Ya no sabremos quizás en 15 años qué era un libro de texto.

Esto no eliminará los libros físicos, que incluso en algunos estudios muestran mejores efectos en los aprendizajes que los digitales. Convivirán de nuevas formas. Pero los libros de texto sí parecen condenados al olvido, como un paréntesis escolar en la larga historia de los libros de papel.

Corea del Sur ya se propuso en 2011 eliminar todos los libros de texto físicos para el año 2015. Hoy están revisando la estrategia. Quizás comenzaron demasiado temprano con tecnología que quedó “vieja” muy pronto. ¿Qué migraciones sistémicas podrán hacer los sistemas educativos en los próximos años?


Graduate XXI & Futuro Educativo
© 2017 - Todos los Derechos Reservados
Conoce al equipo de GXXI

  • Graduate XXI

  • Futuro Educativo

¡Hablan de nosotros!


¡Tweets en vivo!

Sigue el recorrido de @alfredohernando para descubrir cuáles son los mejores proyectos #educativos del mundo… http://m1wVw9g7Ul

@graduatexxi
@Jorge_Yepes La página se encuentra bajo un breve mantenimiento- estará de vuelta al final del día de hoy. Escríbenos a info@graduatexxi.org

@graduatexxi
 
Suscribete a nuestras noticias

Ingresa tu correo y mantente al tanto de todo.



Suscríbete!